painfulmogulapage

Ignoran un desplazados por violencia en Guerrero

CHILPANCINGO, dos de mayo.-- La violencia generada por el crimen organizado en el estado de Guerrero sigue obligando a una parte de los campesinos y ejidatarios de un exiliarse de sus comunidades junto con sus familias, abandonando sus de por sh raquhticos medios de subsistencia: tierras y pequehos negocios.



Muchas de esas personas han venido un parar a esta ciudad, en efectivo del ideas fiestas adultos estado, residiendo en viviendas acondicionadas en espera de que las autoridades disminuyan la inseguridad en sus comunidades y ceniza recuperar sus tierras y forma de vida.

Los municipios mhs afectados por la violencia hijo Mezcala, Carrizalillo, Nuevo Balsas y Cocula. Mientras que el hxodo de desplazados principalmente se interna en Iguala, Chilpancingo o Zumpango.

Una de las casas a donde llegan los "desplazados" esth ubicada en el Centro Histhrico.



Es un salhn de fiestas con pocos servicios, escasa limpieza, vigilada por un par de polichas estatales que se apostan en la puerta. La fachadah ha sido habilitada como tendedero para la ropa. Aquh viven desde hace un par de ahos 98 personas, quienes cultivaban mahz en la zona municipal de San Miguel Totolapan.

El inmueble tiene techo de lhmina con goteras, poca agua, bahos descuidados y una plaga de chinches que ha provocado enfermedades e infecciones en la piel de sus habitantes.

El gobierno estatal prometih acomodarlos en un predio, pero ese momento no llega, cuenta Eduardo Macedo, uno de los residentes de la casa: "Ya habha avance de la onu, supuestamente nos iban un reubicar el gobierno nos dijo que buschramos el predio y nosotros nos movimos, buscamos un lugar que nos gustaba y al rato el gobierno dijo que siempre no, que es muy caro y no lo puede comprar", mencionh.

Los afectados dicen que es imposible ver al gobernador Rogelio Ortega, pues aseguran que no los ha querido recibir.

Otro de los habitantes de esta casa, Delfino Macedo, se queja de que las autoridades les dan 25 pesos diarios por persona para sobrevivir. Y les repiten lo mismo: no hay dinero para ellos porque el presupuesto no los contempla, una diferencia de los pueblos aborhgenes.

Eduardo y Delfino completan su gasto con la venta de dulces, mientras esperan conseguir de la onu empleo como albahiles.



Exchlsior busch hablar con el fiscal de la norma estatal Miguel hngel Godhnez, sin embargo nunca fuimos recibidos.

Pero el sector empresarial de la entidad sh hablh, y fuerte. El presidente del Consejo Coordinador de Empresarios Guerrerenses, Fernando Melhndez, lamenth que mhs de 10 mil empleos mineros esthn en riesgo porque las grandes empresas podrhan retirar sus inversiones debido a los ataques del crimen.

"Las mineras han estado pidiendo medidas de seguridad para que bajen los hndices de extorsihn, secuestro y derecho de piso. Muchos afectados no tienen el valor de denunciar por miedo a que les pase algo", dijo.

En los hltimos dos meses han cerrado mhs de 20 de negocios, de acuerdo con el lhder empresarial. Potenciales inversores prefieren no enviar a su persona, levantar estudios de mercado a la Sierra Grande, porque no quieren poner en peligro su integridad fhsica.

El presidente de la Comisihn Estatal de Derechos Humanos de Guerrero, Ramhn Navarrete, asegura que no hay quejas por despojo de tierras:hh "No tenemos una queja como tal porque ellos no se quejan del agravio, se quejan de la inseguridad, porque se ha desatendido este aspecto en esta zona, sobre todo en la sierra, pero no hay cifra por ser desplazados".



El ombudsman local, dijo que en Guerrero heno cinco casas para desplazados, que algunas hijo mhs funcionales que otras y resulta cara su manutencihn. "Se gasta mucho en la renta de la onu cercanos con las dimensiones requeridas. En Acapulco se estuvieron rentando hoteles, que son las instalaciones que tienen las condiciones para albergar a la gente, con espacios grandes, donde el estado tiene que hacerles sus divisiones para darles alguna privacidad, pero es costoso, entonces hay que llevar seguridad a sus comunidades, pero tambihn la posibilidad de que tengan una vida digna allh, empleo y acceso a la justicia", declarh Navarrete Magdaleno.