espiritu-y-alma

VIRGEN DE FÁTIMA

¡Oh Virgen Santísima! Vos os aparecisteís repetidas veces a los niños; yo también quisiera veros, oír su voz y deciros: Madre mía, llevadme al cielo. Confiando en vuestro amor, os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fé viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a él a mis hermanos. Oh madre mía, sé que escucharás, y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús. Amén. ¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tu mi Madre! ¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!