venomousphilosofweblog

Como sobrevivir a la tormenta perfecta. (Clase Ejecutiva).

Charles B. Carlson, experto en finanzas, compara la crisis de la bolsa con una tormenta. Conoce ambos fenomenos, porque lleva 20 anos estudiando el mercado de valores y porque ademas capeo una tormenta en los Cayos de la Florida, a bordo de una pequena embarcacion de pesca llamada, quiza ironicamente, el Retador (Challenger).

De la crisis vista como tempestad, Carlson extrae una leccion, que es la moraleja de su libro: los inversionistas pueden sobrevivir a los bandazes de la bolsa. Concebida como guia de supervivencia, esta obra esta dirigida al publico norteamericano, pero sus recomendaciones son utiles para los inversores de cualquier parte del planeta.

La recesion economica de la que Estados Unidos ya emerge, y los atentados del 11 de septiembre, le asestaron al mercado de valores un golpe mas podereso que un ciclon floridano. Junto a ese cataclismo, Carlson afirma que los cambios que tienen lugar en la economia norteamericana, entre ellos las modificaciones a las leyes de revelacion de las finanzas empresariales, la gran difusion de informacion financiera y la facilidad sin precedentes de comprar y vender valeres, han aumentado la volatilidad del mercado.

Sin embargo, el autor opina que la volatilidad no es intrinsecamente mala. Del mismo modo que durante la marejada Carlson y sus companeros lograron capturar mas pescado que en ninguna excursion anterior, invertir en un mercado turbulento puede ser beneficioso. El secreto esta en seguir ciertas estrategias.

Carlson condensa esas estrategias en nueve leyes que ocupan en el libro igual numero de capitulos, cada uno de los cuales termina con una conclusion practica. Las leyes pueden resumirse en un concepto simple: entender la volatilidad del mercado bursatil y sacarle el mayor partido posible. El autor explica detalladamente la impertancia de diversificar las inversiones, mantener en la cartera de inversion accienes que no estan sujetas a grandes cambios y que tienen un rendimiento de un 10 o un 11 per ciento anual, y saber cuando se debe comprar o vender En general, Carlson se inclina per una inversion prudente, a large plazo y sin grandes ambiciones de lucro inmediate. En ese sentido, el libro pierde novedad, ya que repite conceptos de prudencia indicados desde hace muchos anos per los asesores de inversion a los que deciden jugarse el dinero en el casino de la bolsa. De esa manera, el valor de la obra no radica precisamente en su caracter conceptual, sine en su abundancia de detalles: Carlson vuelca en sus pag inas una sabiduria enciclopedica sobre valores y fondos de capital, accienes de alto rendimiento o de rendimiento estable, instrumentos y programas de inversion. Practicamente todo lo que usted quiera saber sobre movimientos bursatiles, empresas cotizadas en balsa y planes para invertir, esta en este libro.

Ahora bien, a la termenta combinada de la recesion y los atentados del 11 de septiembre, hay que agregar una tercera tempestad: el escandalo de Enren, el de la firma de contabilidad Arthur Andersen y otros que estan surgiendo o que podrian aparecer pronto. Estamos, pues, en presencia de lo que en terminos hollywoodescos podriamos llamar una "tormenta perfecta", una combinacion de desastres cuya magnitud todavia no se ha calculado en su tetalidad y que ha asestado un duro golpe al juege bursatil.

El caso de Enron y su secuela ha minado la confianza del publico en los mercados. Carlson afirma en su libro que los inversionistas inteligentes, cuando sufren un bajon de la bolsa, todavia tienen tiempo para reponerse si han tenido la precaucion de invertir a largo plazo. Pero eso funciona cuando todavia se es joven. Uno no puede dejar de preguntarse que pensaran los empleados de Enron al borde de la jubilacion, o los que ya estaban jubilados, cuando sus planes 401(k), es decir, el sosten con que contaban para la tercera edad, para los anos dorados, desaparecieron, arrastrados por el vendaval del escandalo. ?Que tiempo para reponerse les queda a esas gentes?





La inversion en la bolsa ha sido una actividad popular entusiasta y en muchos casos rentable desde hace poco mas de veinte anos, cuando surgieron los planes 401(k). Pero despues de la "tormenta perfecta", que la inversion siga despertando el mismo entusiasmo universal depende de las medidas que tome el gobierno y de la actitud de transparencia financiera que asuma el sector privado a partir de ahora. De lo contrario, libros como este quedaran destinados a los escritorios de unos pocos audaces.

Andres Hernandez Alende

?TIENE COMENTARIOS? ESCRIBA A:

ahernandez@latintrade-inc.com