sassynationalitrjournal

Yo Creo

El placer sexual que experimentan los esposos no es una simple reacion del cuerpo (si bien es claro que existen relaciones genitales entre las personas que tienen por unico fin el placer egolatra), esta unida a una experiencia de alegria espiritual. Este placer es fisico, psiquico y espiritual por el hecho de que bajo el influjo de la G., la pasion se convierte en el halito carnal del anima que abarca de este modo a toda la persona y la conduce a la comunion con su conyuge y con el mismo Dios.

En este portal web dedicado al porno amateur hallaras los mejores relatos eroticos en castellano, relatos llenos de pasion y erotismo para aquellos que necesiten un descanso de tanto pene penetrando sin piedad alguna toda vagina indefensa que se le ponga a tiro, y vertiendo sus opiparas mangueradas de blanca semilla sobre todos los semblantes femeninos que tengan la fortuna la desgracia (segun se mire) de entrar en su linea de tiro. Siempre se agradece un pequeno respiro de todas estas guarradas, que por otro lado tanto nos gustan, para dedicarnos por un momento a saborear los relatos eroticos mas subidos de tono de la red.

Hola, mi nombre es Joaquin. Lo que contare me ocurrio cuando tenia diecisiete anos y cursaba 3º medio. Cuando llegamos a comienzo de ano escolar, en el curso aparecio un companero nuevo. Se llamaba Luis E. y tenia 20 anos, el tipico wueon, que se habia paseado por multiples institutos, donde lo echaban por mala conducta y por ser repitente. Yo estaba sentado solo, con lo que el profesor jefe lo mando a sentarse al lado de mi puesto. Ahi nos conocimos un poco mas. Me conto que le decian Edu” y que habia tenido dramas en los otros institutos. Poco a poco me empezo a caer simpatico este wueon, ya que era bueno para la talla y charlaba wueas muy locas, asi que con mis otros companeros, nos cagabamos de la risa y lo integramos a nuestro grupo.

Este prosiguio moviendo los dedos, cogiendo y dejando escapar su clitoris mientras que se mordia los labios para eludir que los gemidos salieran y despertaran al que le estaba proporcionando un momento unico… en un avion. No sabia si estaria casado no, donde iria al bajar del aeroplano pero, si conseguia hablar con el, iba a sacarle toda la informacion posible pues, si con las manos podia hacer eso, bien deseaba saber lo que haria lucido por completo y con su cuerpo.

Por el hecho de que D. va de manera lenta desgranando sus secretos, sabe que debe ir con medida y no precipitarse para asi enganchar al lector y animarle a proseguir leyendo. Sus primeros pasos en el mundo de la seduccion, los fallos mas frecuentes que se cometen y al fin, todos los detalles para ser un perfecto seductor. No era Don Giovanni, ni Don J., era D. con toda su artilleria para conseguir una nueva amante.



Eran las 8 menos cinco y Alice abrio la caja para hacer el computo diario. No habia sido un dia demasiado bueno, se apreciaba que el calor del mes de julio habia hecho mella en las ganas de comprar de los viandantes, aunque no se podia mentir, la crisis economica habia hecho descender sus ventas drasticamente. Menos mal que todavia quedaba mas de un caprichoso que no tenia inconveniente en adquirir el ultimo modelo del mercado. Si no hubiera sido por ellos, Alice deberia haber cerrado su tienda hacia ya unos meses.

El cliente le pidio que le ensenara otro de sus telefonos, esta vez era entre los mas antiguos, ni tan siquiera tenia la pantalla tactil y se sorprendio por este motivo, sin embargo, cuando se puso de puntillas para acceder a el entendio que su cliente del servicio posiblemente queria observar sus largas piernas, podia sentir de que forma contemplaba con detalle sus muslos torneados e inclusive adivino que incluso su flaca tanga de encaje negro que tapaba timidamente la linea que dividia sus muslos era objetivo de su mirada.

A lo largo de mis anos en la TV, parte de la fama y del dinero me facilito conocer hombres de muchos lugares. Hombres poderosos, otros interesados en mi, pero a mi realmente lo unico que me interesa en la vida es vivir bien y tener mucho dinero. Y si he debido para tener un puesto como comunicadora de un programa acostarme con un productor, eso no es delito, lo hace casi todo el mundo y por eso no me considero una puta ni nada de eso.