veronicaponsfweblog

Temas Al Respecto De La Liposucción Con Láser


En contraste a la liposucción tradicional, que fuerza necesariamente a la hospitalización del paciente y a su sedación general, con el consecuente riesgo quirúrgico, el lipoláser es un tratamiento de liposucción sin cirugía y, por consiguiente, mucho menos invasivo. No obstante, aunque la liposucción láser parezca ser la opción más conveniente por ser menos violenta, no es aplicable a todas las unas partes del cuerpo ni a pacientes con inconvenientes de coagulación, intolerancia a los anestésicos o bien con alguna enfermedad sistémica.



Durante el procedimiento, una minúscula fibra del láser se introduce bajo la piel y poco a poco la va calentando, rompiendo las células grasas y licuándolas, realizando una lipoescultura de gran precisión y al unísono un efecto tensor del tejido merced a la coagulación por calentamiento de los tejidos profundos de la piel.

En todos los casos de liposucción, es recomendable contactar siempre y en todo momento con cirujanos cualificados, con experiencia y de ser posible con referencias de primera mano.

La liposucción sin cirujía es fabulosa: sin molestias, inflamaciones, dolores o hematomas (ya que el sangrado durante el proceso es mínimo) y con la única y mínima molestia de llevar una faja o vendas compresoras durante más o menos 3 semanas.