delightfulhacieawritings

CreAPPcuentos


Lo cierto es que me ha dado una alegría tremenda ver que Cuentos de terror desde la boca del túnel de Chris Priestley está por fin libre en castellano. En esos cuentos puso parte de la sabiduría que había recogido en sus años de paciente esclavitud y en las cortes de los reyes. Los infortunios que sufrían sus animales parlantes eran los mismos que habían hecho padecer a sus orgullosos y alocados amigos. Las fábulas más famosas son las de Esopo, un esclavo, y acompañante de su amo, el filósofo Janto.

Se expulsa a los humanos y los animales gobiernan y son iguales, se prohíben las costumbres humanas, y los cerdos Snowball y N. dirigen la sociedad y enfrentan el contraataque humano. Algunas de las fábulas de esopo son: El león y el ratón, La zorra y las uvas y La liebre y la tortuga.

En realidad es Bill Willingham quien se ha encargado de que toda Fábulas siga la tradición de los cuentos tradicionales de antaño -los que no han ido censurándose con el transcurrir del tiempo hasta ser las historias supuestamente agradables de en la actualidad-, pero Chachorros en la tierra de los juguetes es más Grimm y más Andersen que todas las recopilaciones anteriores de Fábulas.

Según informa el rotativo británico The Times, Sarah Mbuyi, que ahora está empleada en otra guardería, empezó a trabajar para Newpark ChildCare, un grupo de 4 escuelas infantiles con sede en la ciudad de Londres, el pasado mes de abril. 

Recuerda a esos peluches u objetos distintos que los pequeños adoptan como tranquilizadores en los momentos de angustia, que el psicoanalista Donald Winnicott acertadamente denominó objetos transicionales”, como objetos que median entre el pequeño y la madre constituyendo un baluarte de esperanza y el origen de las ilusiones infantiles (y adultas), específicamente para la niña protagonista de la historia.

Fueron tan veloces las horas de esa tarde hasta prácticamente anochecer, cuando se me ocurrió pedirle que me dejara llevarla a la universidad a fin de que asistiese a su clase de las seis, de manera inmediata con una respuesta negativa, debido a que no deseaba que la gente de la universidad tergiversara la situación.

Ese día charlamos de tantas cosas pero en mi mente solamente pensaba tomándome cada copa de licor que con decencia sugerí que bebiéramos, las ganas de decirle que daría lo que fuera a fin de que me viera de un modo distinto.

En temporada tradicional S. entretuvo sus últimos días poniendo en verso las fábulas de Esopo Demetrio de Falero publicó la primera compilación de fábulas históricamente atestiguada, que se ha perdido, mas que dio sitio a innumerables versiones.

Con Poe, el cuento de terror alcanzará sus más altas cumbres muy pronto, hacia los años 30 del siglo XIX , periodo que vio nacer el cuento como género autónomo, al decir de Cortázar treinta y tres El de Norteamérica es profesor absoluto del género porque, en primer lugar, siguiendo al propio Cortázar, lo es de la técnica del relato breve en sí. Por un lado su gran instinto narrativo (que ya reconocía su opositor R. L. Stevenson treinta y cuatro ) y por otro su gran bagaje poético, lo indujeron a incorporar a un ámbito que determinó muy exigente y especializado, elementos sin embargo muy dispares, procedentes de las artes plásticas, de la música, de la misma poesía, a los que incorporaba aun los efectos distorsionantes de los psicotrópicos.

Ese día me reuní con múltiples compañeros para hacer una diligencia, aunque mi nerviosismo se escapo para una junta de concejos de como podría agradarle a una chavala que nublaba cualquier actitud de perspicacia que estaba habituado a citar con mujeres banales.