whisperingmogulnpage

Welcome to my blog

Article Contabilidad Electronica (5)

Factura Electrónica, Factura Digital

Con la meta de prosperar la competitividad de las compañías, facilitar su relación con las Administraciones Públicas, hacer un riguroso seguimiento de la morosidad de éstas y también impulsar el empleo de la factura electrónica, se han aprobado diversas reglas que afectan tanto a las Administraciones Públicas como a sus proveedores, a las que la Comunidad Autónoma de Cantabria se aúna con su adhesión al Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas del Estado (FACe). Este reto es también una oportunidad para no solo cumplir, sino aprovechar el ahínco para integrar completamente la información de la contabilidad electrónica y la facturación con el resto de la información administrativa, operativa y financiera de la compañía, potencializando de este modo el esfuerzo que va a deber hacer la empresa para cumplir con esta legislación.

I. Los papeles de trabajo relativos al cálculo de la deducción de inversiones, relacionándola con la documentación comprobatoria que deje identificar la data de adquisición del bien, su descripción, el monto original de la inversión, el porcentaje y también importe de su deducción anual, son parte de la contabilidad.

Frente a la nueva obligación de llevar y presentar la contabilidad electrónica, surgen en muchas ocasiones dudas como por poner un ejemplo, si las personas físicas con actividad empresarial y profesional, que no pasan los 2 millones de pesos anuales en sus ingresos, van a tener la obligación de enviar su contabilidad electrónica al SAT.

Es importante apuntar que hay una necesidad de que los impositores cumplan con elementos mínimos y peculiaridades específicas y uniformes en materia de contabilidad, con lo que se modifican los artículos 28 y 30 del Código Fiscal de la Federación a efecto de que se consigan semejantes propósitos, aunado a la intención de que la autoridad fiscal cuenta con una contabilidad más estructurada.

II.de comprobación que incluya saldos iniciales, movimientos del periodo y saldos finales de todas las cuentas de activo, pasivo, capital, resultados (ingresos, costos, gastos) y cuentas de orden; en el caso de la balanza de cierre del ejercicio se deberá incluir la información de los ajustes que para efectos fiscales se registren.

Estos disponían que sólo aquellos impositores que hubieran conseguido ingresos acumulables superiores a 4 millones de pesos en dos mil trece, así como las instituciones financieras, van a ser los que estarían obligados a llevar y enviar su contabilidad electrónica, desde el 1 de enero de dos mil quince, al paso que los restantes impositores lo harían a partir de enero de dos mil dieciseis.

La contabilidad estará compuesta por los registros asientos contables socorrieres, incluyendo el catálogo de cuentas, conjuntamente con los avisos peticiones de inscripción al registro federal de impositores, las declaraciones anuales, informativas y de pagos temporales, mensuales, bimestrales, trimestrales definitivos; y asimismo por los estados de cuenta bancarios y las conciliaciones de los depósitos y retiros respecto de los registros contables.

Igualmente, se tenía la obligación de generar pólizas y auxiliares contables de manera electrónica desde el 1 de enero de 2015 con base en los lineamientos fijados por la RMF y sus anexos, mismos que se entregarían a las autoridades solo en el caso de que éstas ejercitaran sus facultades de comprobación, bien, en razón de algún proceso de devolución del impositor.