tanbarreltwebsite

Welcome to my blog

Peculiaridades De Los Seguros De Incendios


Hay muchos géneros de seguros , pero si hay un seguro habitual en los habituales ese es el seguro de incendios, o sea, aquel seguro que nos cubrirá por los daños que padezcamos a raíz del fuego. Otras compañías conocidas con el nombre de sociedades de Seguros mutuos, en las que una porción de propietarios socios entre sí eran a un mismo tiempo aseguradores y asegurados, o sea, que todos respondían con sus fincas de los daños que ocasionara el fuego en cualquiera de ellas.

Los incendios que sean consecuencia de: huracán ciclón; cualquier otra convulsión de la naturaleza fenómeno atmosférico, excepto rayo; explosión originada por Ondas sonoras causadas por aviones normalmente conocidas como "Estampido Sónico", peligros de la naturaleza, salvo rayo, hechos bélicos, desórdenes populares, huelga, actos maliciosos, sabotaje terrorismo.

Guerra, invasión, actos de contrincantes extranjeros, hostilidades u operaciones bélicas, sea que haya habido no declaración de guerra, guerra civil, insurrección, sublevación, rebelión, sedición, motín, hechos que las leyes califican como delitos contra la ley de seguridad interior del Estado.

La Disposición Auxiliar 3ª del RDL 6/2004 del veintinueve de octubre, que aprueba el texto refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados establece que los peritos de seguros para desempeñar sus funciones profesionales, deberás estar en posesión de titulación en la materia a que pertenezca el punto sobre el que deben entregar dictamen y de conocimiento suficiente de la Técnica de la Destreza Compañía de seguros, así como de la Legislación sobre el Contrato de Seguro (LCS).

Es una clase de seguro de vida, así sea que se trate de un capital de una renta, se va a pagar por la compañía aseguradora al beneficiario (que puede ser una varias personas), si se produce la muerte del asegurado.

Son elementos esenciales de los seguros de daños: el interés asegurable, que expresa la necesidad de que el tomador del seguro tenga algún interés directo y personal de que el siniestro no se produzca, bien a título de dueño, usuario, etcétera, y el principio indemnizatorio, según el cual la indemnización no puede ser motivo de enriquecimiento para el asegurado y debe limitarse a resarcirle del daño específico y real sufrido en su patrimonio.

En caso contrario; se alardeará aceptada por la empresa aseguradora con la emisión del recibo de prima, en el que se modifique la suma asegurada, y por la parte del tomador mediante comunicación escrita por el pago de la diferencia de prima correspondiente, si la hubiere.

Artículo dieciocho. Los anejos de las pólizas que modifiquen sus condiciones para su valía deberán estar firmados por la compañía aseguradora y el tomador, y van a deber señalar meridianamente la póliza a la que pertenecen.