Cuencos TibetanosCuencos Tibetanos



Todos los meses en Balnea, Escuela de vida, contamos con Luis Miguel Saeta como facilitador de nuestros Conciertos con Cuencos Tibetanos y de cuarzo. Es buena forma de asesorarnos a los que recientemente nos introducimos en el bonito y melodioso mundo de los cuencos cantores de que no solo hay un unico genero de cuenco, y de que no solo cambian sus formas sino mas bien asimismo sus melodias basandonos en su composicion, forma, tamano grosor entre otros muchos. Hay un armonico que parece ser constante en todas las campanas del planeta, y es la existencia de esa tercera menor (y no mayor) que produce la sonoridad tipica de las campanas.



La mayor parte de los cuencos se hallan decorados de alguna forma, por servirnos de un ejemplo, con impresione en forma de aros, estrella y hojas, en ocasiones hay una inscripcion en la parte externa. Los cuencos cantores recrean la frecuencia de onda armonica de los planetas y del Cosmos, al ser hechos con materiales estelares, recogen la energia y armonia de esa estrella. Se ha descubierto que entre los modelos de onda de los diferentes cuencos cantores, hay un modelo que es equivalente al de las ondas alfa (estado de meditacion y de conciencia en calma) que produce el cerebro. Espero que lo disfruteis y os ayude a conocer algo mas sobre sus beneficios y usos.

En trabajos de investigacion recientes, se ha puesto de manifiesto que el sonido emitido por los cuencos de Peter Hess y su vibracion sobre las superficies liquidas ofrece patrones energeticos estables y armoniosos. Algunos de estos cuencos estan hechos para generar un solo tono, otros estan hechos para generar varios tonos y pueden ser bastante caros.

O sea, girando la baqueta encuentralo aqui de madera por el borde externo del cuenco sin levantarla, hacia la derecha hacia la izquierda. Cuando hacemos sonar el cuenco con la baqueta en el sentido contrario de las manecillas del reloj, lo que hacemos es atraer la energia hacia dentro; es ideal para concentrarnos. Mas del Tibet queda su nombre, misticismo y forma de manufacturacion, puesto que la mayoria de los cuencos son fabricados eminentemente en Nepal e India. Otro ejemplo mas proximo lo forma el ritmo de los planetas del sistema solar.



Es mejor sostener bien el cuenco sobre un cojin por el hecho de que impide que el sonido de la materia en la que esta apoyado se mezcle con los sonidos y vibraciones del cuenco, pero tambien podemos emplearlo poniendolo sobre la palma de nuestra mano abierta. Se pone alrededor del cuerpo y se marcha haciendo sonar, luego se marcha acercando el cuenco cuencos a los puntos energeticos del cuerpo, a los chackras, y se frotan se golpean.

Adicionalmente, cuando se toca cerca Aqui la respuesta de forma directa sobre el cuerpo, las vibraciones sonoras se transmiten a nuestra sangre y organos, de tal modo que puede usarse como instrumento de curacion. Tanto el percibir el sonido como emitir el sonido correspondiente se usa la capacidad vibratoria del sonido para tomar contacto con nuestro interior, relajarnos y liberar los nudos tanto fisicos como emocionales que podamos tener. Ahora llenamos completamente el cuenco con agua del grifo y lo empezamos a frotar.

En nuestros dias se siguen mezclando metales para su preparacion, aunque acostumbran a combinarse tres metales: cobre, bronce y hierro, y como es logico, ya no son los monjes artesanos del Tibet quienes los fabrican. Estos cuencos pueden tener una antigueedad, por lo menos, de cuarenta cincuenta anos. Este hecho me lo han corroborado personas que han acudido a mis cursos y que asimismo han adquirido asi su cuenco tibetano. Aparte del sonido que se consigue al pegar el borde del cuenco con la baqueta, puedes hacer «cantar al cuenco».



La terapia con cuencos tibetanos es un masaje sonoro efectuado con estos instrumentos metalicos y se usan golpeandolos frotandolos con una baqueta, produciendo un sonido cargado de armonicos de naturaleza sanadora. Segun el gran profesor bodhisattva tibetano Gwalwa Karmaza, los cuencos cantores del Tibet emiten el sonido del vacio, que es el sonido del universo manifestandose. Son el simbolo de lo incognoscible y como aleacion datan de la temporada del buddha historico, Shakyamuni (560 - 480 a C.). Es el ritmo del sueno profundo, del reposo total y dura de una a una hora y media del tiempo total del sueno.