CONEJO

CONEJO

FACTORES CLIMATICOS

 

Si queremos tener una buena producción, es fundamental atender a las necesidades de los conejos para lograr su bienestar. Los factores climáticos del lugar donde tengamos a los animales determinarán el tipo de instalaciones que tendremos las cuales son:

 

Temperatura. Hay diversas opiniones al respecto, aunque todas ellas concuerdan en que la temperatura ideal se sitúa en la franja de los 15-20 grados centígrados. En ninguna circunstancia debería bajar de los 10 grados ni superar los 30 grados. Por un lado, las bajas temperaturas provocan mortalidad y eleva el consumo de pienso para mantener el calor corporal, influyendo en los costes de la granja cunícola. Los conejos son especialmente sensibles al exceso de calor: inhibe el apetito; disminuye la fertilidad de las hembras y el ardor sexual de los macho; deshidrata a los animales.

 

Ventilación. Como en toda granja, el aire limpio y una correcta ventilación es imprescindible. Cabe señalar que la velocidad del aire debería ser de 0,1 metros por segundo en invierno y de 0,5 metros por segundo en verano. Asimismo, debemos evitar la presencia de CO2, amoniaco e hidrógeno sulfurado en el aire, pues aumentan la probabilidad de que los animales sufran de pasteurellosis.

 

Humedad. Lo ideal sería que la humedad oscilara entre el 60-70%. Unos niveles altos de humedad y amoniaco producen rinitis.

 

Iluminación. La cantidad de luz óptima para garantizar la fertilidad de las conejas es de entre 16 y 17 horas diarias. Los machos necesitan 15 horas de luz diaria para mejorar el comportamiento y la calidad respecto a la vitalidad de los espermatozoides.