Barcelona

Barcelona
 

El Barcelona en problemas

 

El Barcelona atraviesa en estos momentos la peor crisis de los últimos tiempos. Los problemas también se centran en el aspecto económico. La tesorería del club está bajo mínimos y el déficit de final de temporada puede ser histórico. En estos momentos, cuando todavía no hemos llegado a la mitad de esta campaña, ése déficit se sitúa en más de 42 millones de euros, un desfase que difícilmente podrá ser reducido de aquí a junio aunque se incluya en este ejercicio la nueva fase de la Ciudad Deportiva que podría suponer para el club unos 15 millones de euros.

 

A vender

 

Esta situación económica tiene una incidencia directa en el aspecto deportivo. Sin dinero no hay fichajes. Lo sabe la directiva y lo sabe Van Gaal. La única manera de adquirir un jugador en diciembre o enero sería vendiendo a algún jugador. El Barcelona ha ofrecido a varios de sus futbolistas por toda Europa, pero hasta el momento no han encontrado comprador. En primer lugar por la mala situación económica que atraviesa el fútbol en general y, en segundo, las elevadas fichas que cobran los jugadores.

 

Sin revulsivo

 

Ante esta situación, Gaspart tiene pocas opciones de encontrar un revulsivo para el equipo a corto plazo si los resultados siguen siendo malos. Sin la llegada de nuevos jugadores, la opción que queda es echar a Van Gaal pero, hoy por hoy, el presidente no la contempla. La llegada del holandés es una apuesta personal suya que tiene difícil marcha atrás. En estos momentos, la estrategia del club se centra en agarrarse a Europa a toda costa. Si la marcha en Champions sigue esta línea podrá tapar las carencias en la Liga salvo que el equipo fuera encajando derrota tras derrota.