Ladrillos de arcilla

Ladrillos de arcilla

 

Los ladrillos de arcilla son materiales de construcción fabricados a partir de ceramica, arcilla y materiales procedentes de arena húmeda. Tienen forma rectangular y sus dimensiones varían según el objetivo para los cuales se usan.

 

Son piezas que se colocan a mano, uno a uno, y para ello hace falta operarios y albañiles en la obra. Estos profesionales, poco a poco construyen paredes, tabiques y diferentes zonas mediante el apilado y pegado de estos con cemento.

 

Generalmente este tipo de material es empleado en albañilería y creado en fábricas aunque su historia se remonta hasta los confines de la humanidad. Hay indicios y pruebas que se hacen obras desde hace más de 10.000 años con ellos.

 

Desde esta época se ha utilizado arcilla de diversos tipos para darle una consistencia mayor y, también, según la zona donde se realiza. Dependiendo del lugar de fabricación la arcilla consistirá en unos elementos u otros.

 

Hoy en día puede añadírsele otros materiales para darle una mayor dureza y consistencia aunque lo fundamental, la base de sus materiales sigue siendo arcilla o cerámica.

 

Formas de los ladrillos

Lo normal es que sean rectangulares aunque pueden fabricarse cuadrados y de distintas formas. Para ello es necesario distintos moldes donde se echará la arcilla sin solidificar. Esto hará que se puedan obtener ladrillos de arcilla de distintas formas y para diferentes usos. Aunque lo normal es el típico ladrillo rectangular con orificios que van de un extremo al otro. Son huecos y cuando se termina la estructura deja en medio cámaras de aire que recorren todo lo largo y ancho de la pared o del tabique. También del suelo si se utiliza para tal efecto aunque, es más normal para esto utilizar otro tipo de materiales de construcción como puede ser el hormigón celular que emplea Manuel Cementero.

 

En cuanto a las formas, más o menos son estándar y tienen tamaños predefinidos. Hay algunas dimensiones establecidas como es 24 × 11,5 × 5,25 / 7 / 3,5  o el ladrillo catalán que mide 29 × 14 × 5,2 / 7,5 / 6 cm. Luego puede encontrar también un estándar de ladrillo 25 × 12 × 5 cm. Para obras en donde se necesita tabicar grandes paredes o crear una superficie mayor puede ser necesario acudir a piezas y materiales mayores. En este caso puede utilizar los ladrillos de cerámica y arcilla que miden  50 x 24 x 5 cm.