las redes sociales





Las redes sociales están adquiriendo un papel cada vez más importante. Este verano se han convertido en un canal de difusión clave para comunicar cómo evolucionan los incendios. Las cuentas oficiales de Twitter de la Dirección General de Protección Civil, de Bomberos de la Generalidad y de Bomberos de Barcelona ofrecen a los usuarios información sobre la evolución y la gravedad de los fuegos.

El impacto de la utilización de las redes sociales para la gestión comunicativa se ha contrastado en el estudio que han elaborado Eva Ortoll, Montserrat Garcia-Alsina y Agustí Canals, profesores de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC) y que se ha publicado en la revista 'Bid: Textos de Biblioteconomía y Documentación'.

El estudio comprueba que gracias al uso de las redes los roles cambian, tanto para los usuarios como para los organismos públicos. Los ciudadanos dejan de ser usuarios pasivos y se convierten en coproductores y difusores de los comunicados que se emiten desde las cuentas oficiales.

Con la investigación, se ha comprobado que la red es una vía transparente de comunicación con los usuarios y que estos son muy activos para informarse a través de ella. Por ello, se considera que la previsión sobre la propagación de incendios, la hora y el lugar de los incidentes, las extinciones, las recomendaciones cuando los fuegos se producen en un núcleo urbano o las acciones de voluntariado, entre otros, son temas muy recomendables para su difusión en las redes sociales y así conseguir que lleguen a más personas en menos tiempo.

Las redes sociales ya se han utilizado para comunicar simultáneamente el progreso de los incendios que ha habido en Collserola, Esparreguera y Montblanc y se ha observado que los resultados son verdaderamente satisfactorios.



redes sociales