Nacion.cl

El intercambio de pareja swinging (en inglés cambiar” 1 ), asimismo referido como estilo de vida de intercambio de pareja sencillamente lifestyle, el estilo de vida” (aunque este término se emplea también por las personas de BDSM ), incluye un amplio rango de actividades sexuales efectuadas http://en.wikipedia.org/wiki/Swinging entre parejas heterosexuales en un mismo local privado inmueble particular. Conforme el sicólogo y sexólogo Norberto Litvinoff el swinger no cree en la propiedad privada de la pareja, esto es, no se sienten dueños del cuerpo del otro y se permiten buscar otras fuentes de placer. En un inicio, nuestros antepasados en el paleolítico, eran cazadores y las mujeres recolectoras y ambos sexos trabajaban para una tribu en común y no se apropiaban de una pareja única, puesto que todo se compartía y la promiscuidad era la regla. Nuestro sustento como swingers es que compartir no es dar, ni perder nuestra posición dominante en el plano del amor.

Hola, busco encuentros sexuales cachondos y apasionados, mi fantasía es tener intimidad con hombres maduros y cumplidores, no importando su físico ni su nivel asociado-económico, el único requisito es que sepan hacer el sexo riquísimo, y que sean limpios, reservados, respetuosos. Muy frecuentemente el hombre es quien alienta a su mujer a intentar esta práctica, pues muchos tienen el deseo necesidad insaciable de encamarse con otras mujeres diferentes a sus esposas.



Existen varios géneros de clubes, ciertos donde sólo se dan hablas de tipo informativas y actúan como sitio de encuentro para conocerse pero no para tener sexo, y otros a los se marcha directamente para cumplir esa fantasía de estar con múltiples personas al mismo tiempo e intercambiar parejas (estos últimos son los que más medraron en la Argentina).

El planeta swinger se instaló en España a fines de los ochenta, cuando Trama abrió sus puertas en Madrid. Por un coste de entre 30 y cincuenta euros, cada viernes y cada sábado, son más de 120 parejas las que entran con ganas de divertirse, de las que entre un sesenta y un setenta por ciento no son frecuentes. En la vieja Grecia, las fiestas y las comedias celebradas en honor al dios Dionisos se caracterizaban por el erotismo. Las orgías se desarrollaban en la noche del solsticio de invierno, en la que hombres y mujeres se disfrazaban de sátiros y ninfas. Ya lo dijo Woody Allen, «existen dos cosas esenciales en la vida: una es el sexo y de la otra no me acuerdo».



Ciertos se oponen a implicar solteros de cualquier género con los intercambiadores de pareja debido al miedo de que puedan tender a separar a las parejas existentes, las cuales buscan preservar lealtad afectiva. Se suele acceder llamando al timbre, y salvo que se trate de una fiesta privada un club muy exclusivo, no habrá inconvenientes para dejar entrar a la pareja de clientes , si se es mujer, en algunos casos también se permite la entrada individual. Entre las máximas del swinging es haz click para ir a la referencia que no solo hay sexo: compartir una conversación con otra pareja u otra persona asimismo es una forma de intercambio.

Si bien no es aceptable asumir que todos los que están cerca tienen que participar en nuestros juegos, y la regla no es no” es válida, debemos entender que otros quizás nos hagan ofertas y acercamientos, que siempre y en todo momento vamos a poder todos modos, incluso en las zonas más reservadas tenemos que comprender que el sexo en nuestro club siempre y en todo momento puede tener un cierto componente público, y no podemos aguardar un determinado grado de amedrentad.

No es ninguna sorpresa que prácticamente todas las mujeres swinger hayan sido inducidas por un hombre, así como tampoco es nada nuevo que prácticamente todos los hombres participarían en el intercambio de parejas si pudiesen. Por norma general los detiene su experiencia matrimonial en caso de ser solteros, la falta de una pareja para realizar el intercambio; Asimismo son afectados por sentimientos de culpa cara el placer y el sexo.

No son pocas las parejas y chicas que nos escriben pidiéndonos participar toda vez que anunciamos la Macro Orgía que organizan trimestralmente en nuestro local un conjunto de valientes chicas, mas esa fiesta está desarrollada solo para chicos, y ya que el evento es cosa suya solo podíamos comentarles esa inquietud que despierta en tanta gente por participar y/ iniciarse en Sexo extremo.