El Derecho A La Tutela Judicial Eficaz Y Los Despropósitos Jurídicos

Esta materia reiteradamente desarrollada por el TC, como máximo interprete de la Constitución, tal como por el Tribunal Supremo en sus Salas y recogido en el art. El legislador http://en.wikipedia.org/wiki/Legal,_Alberta opta, en el artículo 129, apartado primero, de la Ley de la Jurisdicción contencioso-administrativa, por un numerus apertus de medidas cautelares (“cuantas medidas aseguren la eficiencia de la sentencia”), lo que supone un cambio radical con respecto tanto a la regulación precedente de la tutela cautelar en el proceso contencioso-administrativo como a la que prosigue en vigor para el campo administrativo en la Ley 30/1992.

En el caso de que haya sufrido un daño perjuicio, la Administración pública debe resarcirle con una indemnización de tal forma que se genere una reparación total del daño, como señala la Sentencia del Tribunal Supremo de diez de abril de 2000. Hay que tomar en consideración que el sujeto activo de la relación jurídica de responsabilidad extracontractual por funcionamiento de un servicio público puede ser lo mismo un sujeto público que uno privado y de esta clase, un simple particular un servidor público como sostiene el Tribunal Supremo en su sentencia de 10 de abril de 2000.

El criterio para delimitar lo que debe comprenderse por tutela judicial efectiva debería partir entonces por lo más sencillo: conforme su significado común tutela”, implica alcanzar una respuesta. Ya se afirmó que la complejidad en la formulación de un término -habida cuenta de que, para llegar a él, la doctrina citada en el punto precedente ha partido del derecho de acción, cuya noción es harto difícil-, obliga a definirlo a través de sus manifestaciones, puesto que se materializa, precisamente, en varios derechos y garantías procesales.

Ejemplos de cuestiones auxiliares a las que la ley confiere tramitación especial son los contenidos en el artículo 519 del Código de Procedimiento Civil, el que en su inciso 1º prescribe: Se substanciará en la manera establecida para las tercerías de dominio la oposición que se funde en el derecho del comunero sobre la cosa embargada”.

No obstante, el derecho de acción no depende sólo de posibilidades estatales destinadas a remover los obstáculos económicos que impiden el http://farmaciayderecho.com/2014/12/06/puedo-decir-lo-que-quiera-twitter/#comment-1877 acceso ala justicia, sino también de prestaciones normativas que instauren técnicas procesales idóneas para viabilizar la obtención de las tutelas prometidas por el derecho substancial. Sucede que la técnica anticipatoria es indispensable para dar protección al derecho fundamental de acción.

Moreira Alves no merece cabida, desde el instante que el derecho esencial de acción garantiza la efectiva tutela del derecho material y, en consecuencia, la técnica anticipatoria, indispensable para permitir a la anticipación de la tutela y, de esta forma, entregar efectividad a la tutela inhibitoria -capaz de impedir la violación del derecho - y, aparte de ello, evitar la práctica del ilegal.