La tanatopraxia se ocupa, en mayor medida, de la limpieza, la conservación y todo lo que esto conlleva.