Terapia Matrimonial

La demencia universalmente ocurre en la longevidad avanzada, es poco general en personas menores sobre 60 años y el riesgo de padecerla se incrementa a medida que una persona envejece.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS DE LA ENAJENACIÓN
La demencia puede diagnosticarse con frecuencia con una historia clínica y un examen físico o chequeos médicos realizado por un médico o enfermera experimentados. Un médico elaborará una historia clínica, hará un examen físico o chequeos médicos (incluyendo un examen neurológico) y llevará a cabo algunos exámenes de la función mental llamados evaluación del estado de la mente.

El médico especialista puede solicitar exámenes para ayudar a determinar si nuevos problemas pudieran estar causando la demencia o empeorándola. Estas afecciones abarcan:

Enfermedad tiroidea
Deficiencia vitamínica
Tumor cerebral
Intoxicación por medicamentos
Infección crónica
Anemia
Depresión severa
Se pueden mandar a cabo los siguientes exámenes y procedimientos:

Jerarquía de B12
Niveles sobre amoníaco en la crimen
Química sanguínea (Chem 20)
Gasometría arterial
Análisis del LCR (líquido cefalorraquídeo)
Niveles de drogas o trinque (examen toxicológico)
Electroencefalograma (electroencefalograma)
Examen de glucosa
Tomografía computarizada de la mollera
Pruebas de función hepática
Examen del estado mental
Resonancia magnética de el persona
Calcio sérico
Electrolitos séricos
Pruebas de la función tiroidea
Nivel de la hormona estimulante de la tiroides
Análisis de orina
EL TRATAMIENTO SOBRE LA DEMENCIA
Para lograr información sobre cómo cuidar del ser querido con demencia, ver: cuidado sobre la demencia en el hogar

El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas de demencia por otra parte depende de la afección específica causante de esta enfermedad. Algunas personas logran requerir hospitalización por un corto tiempo.

La suspensión o el cambio de medicamentos que empeoran el confusión puede mejorar el función cerebral.

Existe prueba cada vez mayor sobre que algunos tipos sobre ejercicios mentales pueden sostener a la demencia.

El tratamiento de afecciones en comparación a pueden llevar a la confusión a menudo consigue mejorar enormemente el funcionamiento mental. Tales afecciones abarcan:

Anemia
Disminución de oxígeno (hipoxia)
Depresión
Insuficiencia cardítico
Infecciones
Trastornos nutricionales
Trastornos de la tiroides
Logran requerirse medicamentos para controlar problemas de comportamiento, causados por la pérdida sobre la capacidad de discernimiento, aumento de la impulsividad y confusión. Los situaciones de medicamentos pueden ser:

Antipsicóticos (haloperidol, risperdal, olanzapina)
Estabilizadores del estado de ánimo (fluoxetina, imipramina o citalopram)
Fármacos que afectan el serotonina (trazodona, buspirona)
Estimulantes (metilfenidato)
Ciertos fármacos se pueden emplear para marcharse la tasa a la cual los síntomas empeoran. El beneficio de estos fármacos con frecuencia es pequeño y es realizable que los pacientes por otra parte sus familias no continuamente noten mucho cambio.

Donepezil (Aricept), rivastigmina (Exelon), galantamina (Razadyne, anteriormente llamado Reminyl)
Memantina (Namenda)
Se se obligan evaluar regularmente los fanales y oídos de la persona y es posible que se necesiten audífonos, anteojos o cirugía de cataratas.

La psicoterapia o la terapia grupal normalmente no ayuda porque puede causar más confusión.

EL PRONÓSTICO
Las personas con deterioro cognitivo leve nadie siempre desarrollan demencia. Fuera de embargo, cuando en verdad se presenta demencia, ésta por lo general empeora y con frecuencia reduce la calidad y expectación de vida.

POSIBLES DIFICULTADES
Las complicaciones dependen de la causa de el demencia, pero pueden rodear las siguientes:

Abuso lucro parte de un vigilante demasiado estresado
Aumento sobre las infecciones en todo parte del organismo
Pérdida de la capacidad si pretende desempeñarse o cuidar sobre sí mismo
Pérdida de la capacidad para interactuar
Psicólogos Online, Hospital Psiquiatrico Madrid, Consulta Psicologica Online