El Poder De Publicar

La gaceta Weird Semejantes (Cuentos de miedo cuentos extraños, en inglés), portada del número pertinente a septiembre de mil novecientos cincuenta y dos. Había cubierto los últimos centímetros de el sepulcro con una capa de cal, y luego había apisonado el suelo del sótano hasta el momento en que dio la sensación de que no había ningún agujero allá. De un último tirón, el tipo lanzó el cadáver de M. delante de los ojos de Horacio, quien, olvidándose de su precedente promesa, comenzó a sacudirse y a gritar otra vez, descontrolado. En ese instante, a unos trescientos kilómetros del sitio, los familiares de H. y Martín se reunían delante de la comisaría AQUÍ LA RESPUESTA y denunciaban la desaparición de los muchachos.

Los ojos de la llene número uno del arquero, poquito a poco se humedecían de lágrimas evidenciando la emoción de ver a su hijo saltar y enviar a quienes siempre y en toda circunstancia le habían dado órdenes y apartado del equipo, postergándole y conminándole a sentarse sobre la galería. El miedo a la censura y a la risa del resto, era la sombra que le costó borrar de su mente hasta el comienzo de su adultez.



Solo había ido allí a buscar trabajo y descubrí las más fuertes emociones, comprendí de qué manera inusual y rebuscada se entretejen los sentimientos y las relaciones humanas: El odio de la cocinera por mi posición de institutriz”; todo el rencor de lo que ella no podía ser depositado en el sitio de privilegio que yo ocupaba en la casa, una recién llegada que podía sentarse sobre el comedor.

A los tropezones llegan hasta la habitación de Nacho Scocco que les abre la puerta con una botella de champán en la mano. En cuanto Milton entra, Nacho da un grito de guerra indio y cierra la puerta de un portazo. N. está por decirle algo cuando ve que los calzones del Tata son rayados azul y amarillo. A los 48, Nahuel le saca un disparo de gol a Josué y se siente bien despierto. Salen los equipos, alegría en las tribunas, los cantos de siempre y en toda circunstancia y la alegría de Lalo al ver sus papelitos volando.

Yo deseaba referirme al desaprovechamiento del poder que hoy se traduce en mujeres boicoteando a mujeres, a aquellas que encuentran una excusa en cualquier fallo humano para señalar a la otra, para culparla, para llevar al sacrificio a la mujer de turno, al reflejo del fracaso personal donde se deposita el odio. Quienes si lo han hecho, se han retirado a soportar desde la distancia, pero quienes reconocen ese poder autor lo reciben alegremente, lo festejan y lo usan en su favor. Desde pequeñísima, siempre y en todo momento le contaba a mis progenitores que oía ciertas voces extrañas.

Recuerdos de un pequeño que fue muy feliz en esa casa, recuerdos de viejos amigos, algunos ya fallecidos, recuerdos de los mejores sueños… recuerdos de las peores pesadillas. Encendí la luz y miré el armario vacío, de súbito crucé mi mirada con el espejo y por un minuto no me vi a mi mismo, si no a otro ser Historias de amor Reales de pesadillas, un innombrable monstruo salido del pero espantoso de los sitios: la realidad.



Si deseáis colaborar en este blog, elaborando vosotros mismos las entradas (sobre libros y cuentos infantiles, noticias que consideréis de interés, novedades editoriales, exposiciones y otras actividades de promuevo de la lectura) envíanos un mail a: jcromgar@ y nos vamos a poner en contacto con vosotros. Buscando aliviarse, ciertos progenitores agobiados abandonaban a sus hijos y mataban a sus animales de trabajo.