Cuentos De Terror Cortos



Penny Dreadful cuenta la lucha del explorador Sir Malcom Murray (Timothy Dalton), el pistolero americano Ethan Chandler (Josh Harnett), y de la mística Vanessa Ives (E. Green) con las fuerzas del mal que, como punto inicial esta la desaparición de Wilhelmina Mina Murray/Harker, hija de Sir Malcom Murray por una extraña criatura, Drácula. Es probable que esa querencia por la supone esté conectada al horror popular que alienta sus historias: en los cuentos de temor que explicaban nuestras bisabuelas los resucitados siempre y en toda circunstancia se llevaban a la boca los higadillos de sus víctimas. Cuentos populares sobre nuestras suegras, que tanto estima la gente; historias increíbles que pasan en la consulta del médico; cosas entretenidas y ocurrentes que suceden en una pareja y otros cuentos de todo tipo. Los parámetros de evaluación están enfocados a la comparación de una escala pautas evolutivas propias de los pequeños y pequeñas en estas edades y de los propósitos/objetivos de la acción educativa.



Y se acordó de la tía Lety, que todos los días y después de cada recreo tenía que limpiar y desinfectar los baños, recoger los papeles, colillas de cigarrillos que eran fumados con avidez y rapidez ya antes de ser sorprendidos. Siempre y en todo momento llamaba a su mamá, pues él le contaba cuentos que lo amedrentaban y, allá llegaba la mamá que lo desafiaba pues era más grande y le metía miedo a su bebito. Ella con aires maternales le rozó, a modo de caricia tranquilizadora, el gorro de lana que llevaba puesto y se alejó a la sala del frente.

Palabras, le gustaban sus palabras, solía releerlas cuando descubría que estaba en medio de sus momentos de soledad, las leía una y otra vez, no pues la soledad le agobiara sino por el hecho de que era en esos instantes de soledad en los que podía devorar cada palabra, degustarla, saborearla con cada sentido y entonces sentir que le pertenecía.

Un buen cuento de terror crea una atmósfera aterradora, sumerge al lector en un escenario escalofriante, presenta ideas y conceptos que lo horrorizan en varios niveles (físico, sicológico, moral, metafísico), hace al lector sentir la tensión que padecen LINK AL BLOG los personajes y, si es realmente bueno, va a dejar en su psique una semilla de espanto que le va a durar hasta tiempo tras haber leído un relato.

En cada uno de ellos de los cuentos nos iremos encontrando con seres terribles y terroríficos que van a ir surgiendo de los temas de conversación entre Robert y la haz click aquí Dama de B.. La pluma del autor, aunque es la primera vez que leo algo de él, me ha cautivado, puesto que es capaz de recrear escenas oscuras y escalofriantes con perfección. Otros libros los he abandonado sin piedad, conmigo llegaron hasta lo preciso para decir que son inaguantables.

Esto nos fuerza a precisar, por una parte, la especificidad de la estructura de la fantasía infantil, y por otra, la adecuación de los cuentos maravillosos a las categorías receptivas infantiles. Tampoco podrá conseguirlo, se supone, el transmisor adulto que transmita desde fuera de las esferas de esa experiencia común, como es el caso de los que ilustran textos para educar.

En las vísperas de navidad de 2013 publiqué por aquí una recensión de un cuento del amigo Marcelo Benvenutti, cuento que ya traía en su esencia una extraña mezcla de ficción sobrepuesta en la realidad a la inversa, cada palabra llevando al lector a un viaje equívoco en donde no sabe si identificarse con los personajes aborrecerlos, situarse en el paisaje de la narrativa que la cabeza le explote tratando de imaginarlo.