El Necronomicon

F. Pessoa además sintió esta inquina por los poemas de amor, por lo menos en cuanto a su faceta epistolar, mientras que se carteaba con Ofélia Queiroz. Pese a ser una buena arma del mismo modo que sus efectos secundarios (en general no desintegrará al objetivo), es preferible que los guerreros se ocupen del combate cuerpo a cuerpo y el lanzador de clase pura de lanzar hechizos. Este hechizo es una versión mejorada del hechizo de nivel ocho de mago Manto Mejorado, en tanto que asimismo protege al lanzador de todo daño infligido por armas +4 y +5 de todo tipo a lo largo de un tiempo limitado, con lo que solo puede ser golpeado por armas +6 más. No está claro si este es un hechizo, una