CVC. Pablo Neruda. Acerca. El Humor Poético De Pablo Neruda, Por Marie

Desde el instante en que en 1954 Nicanor Parra publicó Poemas y antipoemas, libro capital para la poesía moderna en castellano en el que introducía el prefijo «anti» que marca su proyecto poético, los elementos en los que se marcha a concentrar el creador chileno van conformando encrucijadas de las que el lector (y asimismo el hablante) nunca sale indemne y que, de modo lucidísimo, van cuestionándose unas a otras mientras que ponen en cuestión la idea misma de una propuesta de conjunto. La exposición también ha tenido en cuenta la perspectiva de género, y para esto se han incluido varias mujeres, aunque son minoría en el catálogo de obras, incluso de esta forma su contribución es de gran interés y se hace indispensable para tener una visión completa sobre la realidad de España de estos 2 siglos. Incluso ocurren en la obras de un mismo autor, como el caso de Nathaniel A. Wells, que llega a decir que los españoles son muy «orgullosos» para dos líneas después aseverar lo opuesto.

En cuanto al poema «A callarse», risa y infancia se reúnen otra vez para semejar la muerte a un juego, quitándole su trágica seriedad por el lenguaje infantil: «Ahora contaremos doce / y nos quedamos todos quietos... / Ahora voy a contar hasta 12 / y tú te callas y me voy». Creo que el gran logro de N. Guillén en este libro es la utilización de un molde tradicional (el bestiario) para la representación de un universo moderno.

El jardín tiene también una pequeña sala de audiovisuales en la que ponen un vídeo, mas no nos quedamos porque hacía excesivamente bueno para perder el tiempo bajo techo. La pena es que en el Zoo de Madrid los animales no semejan tener el suficiente espacio como para darles un hábitat adecuado, por lo menos los grandes mamíferos. Se ve demasiado asfalto y poca naturaleza, con lo que alguno de los animales dan un poco de pena, aunque hay que pensar que en libertad la vida de esos animales tampoco iba a ser un camino de rosas. No hay más que ver al oso sentarse sobre los cuartos traseros mirando al público, levantarse sobre 2 patas para conseguir una chuchería.

Pero es que la blancura era una cualidad sine qua non no solo para los europeos sino para los estetas árabes y persas. Aunque el argumento de San Agustín es persuasivo, está claro que no considera que los animales pequeños sean preciosos. Y disimuló en secreto lo que de veras sabría sobre los códigos estéticos de su nación, persuadiendo el enclenque razonamiento de don Quijote de la superioridad absoluta de su «reina» granadina. Para finalizar hablaros de su ubicación, perfecta para los que están por el centro salen de marcha puesto que está por la zona de copas.

Al introducir en la representación ficticia de la muerte personal la hipótesis de una situación humorística que permita restituir el universo cotidiano —el de la administración de las tareas temporales—, el versista junta la risa con la imaginación para evitar la muerte, como procede la psicología infantil. La Geneste efectúa una adición aclarativa, técnicamente ampliación (49 palabras más), en donde explica el significado del término moro, entonces desconocido para los franceses, y más tarde traduce literalmente el juego de palabras.