Escuelas De Danza Y Baile En Madrid

Si bien en el contexto mundial, la venta de soportes musicales en USA solo representa el treinta y ocho por ciento (frente al 28 por ciento pertinente a la UE al diecisiete con seis por ciento de Japón) del total, no obstante, es de sobra conocido que este mercado pasa por ser el más importante del planeta. Frente al razonamiento cuantitativo, en tantas ocasiones esgrimido, de los cuatrocientos millones de hispanohablantes, habría que comenzar a pensar que es más importante quién lo usa y dónde lo emplea en el momento de hacer un diagnóstico sobre su salud y, sobre todo, en el instante de diseñar las políticas y acciones necesarias para asegurar su mantenimiento y progresión.



En lo que se refiere al estudio de las preferencias musicales de los estadounidenses no hispano-parlantes, el informe arrojó datos que no hacían más que confirmar el fenómeno del apogeo de la música latina en Estados Unidos: el 10 por cien de los ciudadanos de origen anglosajón considera la música latina como su género preferido, tal como el 12 por cien de los afroamericanos.

Los programas de computadoras vienen en sus versiones en castellano, los programas por cable se traducen, las gacetas internacionales aparecen con sus ediciones en castellano y los artistas que desean conquistar el mercado hispano acostumbran a grabar versiones en español de sus grandes éxitos. Mas el poder del público como usuarios en el mercado de la información ha sido tradicionalmente subestimado aun por el público mismo.

En un porcentaje muy alto, cuando un artista conjunto musical originario de un país no perteneciente al mundo anglosajón (desde el punto de vista musical, G. Bretaña USA), triunfa tanto en el espacio anglófono como en el resto del planeta es que sus obras cuentan con la lengua inglesa como idioma. Una situación que nos lleva a afirmar que para triunfar fuera de las fronteras del planeta latino —es decir, en espacios con idioma diferente al español— hay que cantar en inglés. Procurar vender en Inglaterra pop en español, sería tan bien difícil como vender en España flamenco cantado en alemán. Un caso muy significativo fue la canción Macarena de Los del Río, que es la canción española que más ha vendido en el mundo.