el Incomprensible Mundo De Gabriel Revelo


Yeshua Rabenu planteó exigencias rigurosas a los que iban a ser sus Talmidim, demandas que han sido totalmente olvidadas en estos días de vida materialista. Puede sonar chocante, pero de vez en cuando no puedo evitar sentir por ti una especie de amor maternal por la manera en la que me enorgulleces, me inspiras ternura y pese a eso eres capaz de despertar en mi la más infrenable y desmedida de las pasiones, una pasión que se desborda con el simple el dueño de mi destino roce de tus labios con los míos, sólo tu y yo sabemos cómo es eso, y es una bendición el poder compartir esos momentos tan íntimos, mágicos e importantes contigo... contigo siempre, sólo contigo.

Hoy emprendemos este camino, grandes cosas nos esperan, será mucho más difícil de lo que ahora pensamos y necesito que estemos conscientes de eso mi amor, habrán situaciones que pondrán a prueba el amor que nos profesamos, el tiempo que pasamos en compañía del otro se reducirá, las cuentas por pagar aumentarán al igual que las responsabilidades, pero tengamos presente que mientras nos amemos y sigamos juntos todo estará bien.

Te veo y no lo puedo evitar, me vuelvo a enamorar, loca y perdidamente me vuelves a hechizar, no sé qué es lo que tienes pero sí: te veo y en ti encuentro al más bello de mis sueños, se derrumba de repente, se convierte en pesadilla, pero mi corazón aún le ama, mi mente aún le aclama. Al ver la suerte que tengo al tenerte podría asegurar que soy la mujer más bendecida del mundo, así me lo haces sentir sin buscarlo, eres un ser maravilloso y te conoces mío, me reconoces como tu dueña, te sabes mi único dueño, somos marido y mujer y no podría existir realidad más perfecta y soñada para mi.

Algunas escuelas son más permisivas pero tanto en escuelas privadas como en públicas, el pelo Afro, aunque no necesite horas de peluquería es el único prohibido en todas partes. Dicen que el pelo afro es un punto esencial de distracción, ya que es imposible no mirarlo y que además, los de detrás no ven. Y allí, sin más distintivo y con este simple argumento, el pelo Afro está prohibido en todas las aulas. Lo suyo era la mirada, las sensaciones, la organicidad, el teatro… Pero el mundo se emperraba sólo en admirar sus dotes literarias. Y cuando despertaba, inspiraba tan fuerte de exasperación que aspiraba todos los sonidos y dejaba el mundo en silencio para poder seguir durmiendo.

Y yo flipaba de ver la similitud entre esta canción y mi vida, sin darme cuenta de que esta similitud se haría mucho más evidente en un futuro, cuando volví y ya nada period lo mismo… Me fui de allí llorando amargamente, sintiéndome sola y rechazada. Rechazada por gente que yo quería, gente que decía que me quería, gente que tenía la obligación y el deber de quererme y viendo caer lo poco que me había construido en mi corta vida de adolescente.Y quien sabe de lo que hablo sabe que esta casa también period mi casa. Pero no puedo quitarme de encima que si esto me ha pasado es simplemente y llanamente porque soy prescindible.