las Uñas Y Los Chinos


Bueno, hoy voy a hablaros de un tema que desgraciadamente nos afecta a todos los que estamos en este mundo de las uñas. El steak tartar, el mejor que yo he probado en España -ver foto arriba-, todo un acierto incorporarle unas pequeñas patatas fritas debajo; la cuchara de caviar con molleja de corazón, probablemente el plato que mejor define al restaurante, producto, sencillez, gourmetismo y lujo para dar con un bocado impresionante y finalmente la carne, que merece capítulo aparte.

Son los inmigrantes asiáticos los que están haciendo viables tiendas de casquería tan maravillosas como las que todavía existen en el Mercado de Tetuán, en Madrid. La sangre frita la comía, ya en mi juventud, en un bar cercano al despacho de la plaza de toros cerca de la calle de la Victoria, en el centro de Madrid. Una versión menos cumplida de cebolla, pero lograda, la he comido hace poco en la casa de comidas El Bierzo, en la calle Barbieri, de Madrid. Solo hace falta revisar la historia de Madrid; la tendencia las patas muy cortas.

A mí me ha faltado crear un par de cuentas más de gmail para votarla en los bitácoras esos de las narices, que parece mentira que pertenezcan al mundo digital y tal con el puto coñazo que es votar en esa página. Luego en el momento exacto te pone un Gin Tonic en la mano y te explica con todo lujo de detalles porqué la depilación integral del vello púbico es el horror pero sin embargo es algo que hay que probar al menos una vez en la vida. VAYA PANDA D GENTUZA EN ESTE PUTO PAIS......VAIS TODOS DE SUPERESPAÑOLES Y NO TENEIS NI PUTA IDEA escort DE COMO SE ESCRIBE VUESTRO IDIOMA.

Ya para terminar comida de lujo en el Tintero, con celebración de bienvenida a las medias maratonianas María e Isa que se estrenaban en el sufrimiento de las Medias maratones. Conclusión, en Madrid tenemos dos grandes estadios, el Calderón con más de 50000 espectadores, y el Bernabéu con más de 80000, hay semana todos los partidos, su no es en un es en el otro, los q veáis oportunidad en esto no se a q esperáis.

Tambien habria que denunciar a todas aquellas personas, que son muchas, que realizan trabajos sin estar dados de alta como tabajadores, que lo he visto en redes sociales, y se pueden permitir el lujo de bajar mucho los precios debido a que no tienen tantos gastos como las que lo hacemos de manera authorized y con nuestros papeles, y nuestra seguridad social, hacienda, and so on.