Los pasos de un certificador:

Los pasos de un certificador:

Es importante conocer la realidad de los certificados energéticos y su utilización. La persona que sea dueña de un inmueble en cualquier lugar del Estado y en este caso en el territorio de la Comunidad Autónoma andaluza debe conocer que para conseguir un certificado energético en Málaga se requiere haber pasado por un proceso administrativo que un técnico haya realizado en dicho bien inmueble.

Una vez que se haya conseguido realizar este trámite por medio de un técnico administrativo es importante que lo registremos en el órgano de control que se necesite.

Los técnicos certificadores se pueden encontrar a lo largo del territorio español pero es importante también que tengamos claro cuál es la cualificación que tenga y que tenga relación con la materia y los requerimientos en materia de conocimientos que requiera realizar la certificación, para más información puedes leerlo en el Real Decreto 235/2013. (de 5 de Abril)

Se recomienda que tenga conocimientos técnicos para poder llevar a cabo fácilmente la certificación, quizás luego los trámites más complicados podrían ser los de llevar a cabo todos los trámites que se necesitan para añadirlo al registro competente en la comunidad autónoma.

En el caso de las CCAA no se tiene que preocupar por que otra persona se lo realice, sino que es posible que lo realice en caso de que le interese al dueño-propietario del inmueble.

En su momento estuve muy interesado en encontrar un  certificado energético en Málaga y hacer visitas. Una vez que se haya hecho la auditoría si es necesario y útil que la persona que lo realice sea un certificador auditor cualificado.

La etiqueta energética se facilitará físicamente a modo de impresión por parte del propio certificador energético, esta será la persona que tenga la obligación de facilitar el documento físico de certificado.

Una vez que se tenga disposición de ese documento de certificación, es muy útil porque básicamente es lo que te permite tanto a ti como dueño como a lo terceros que vayan a tener alguna relación jurídica con el propietario. Este documento es muy útil importante porque será la prueba de que el inmueble ha pasado esa auditoría energética.

La duración de este tipo de análisis es de una década, una vez que hayan pasado esos años se deberá de actualizar dicha certificación que al mismo tiempo también podría ser la misma persona o certificador.