De qué manera eliminar los gases abc

El meteorismo es un problema por el que el abdomen se siente lleno, apretado y relajado, debido en general a un exceso de gases en el intestino. Tanto el meteorismo como la distensión abdominal por gas, los eructos y la flatulencia son habituales en una parte de la población mas no son nocivos para la salud, si bien resultan molestos. En la mayor parte de los casos, se deben a una sensibilidad excesiva a cantidades de gas en el abdomen que en realidad son normales o bien a la aerofagia (tragar aire al ingerir los alimentos). Por tal razón, el paciente con gases debe intentar reducir la cantidad de aire que traga al comer, eludiendo hablar acaloradamente durante las comidas, masticando los comestibles poco a poco y tomando una cantidad reducida de líquidos mientras que come. Una dieta adecuada puede reducir sensiblemente los gases, mejorando la calidad de vida del paciente. Pero, ¿cuáles son los alimentos prohibidos y cuáles los tolerados para pelear los gases? Estas son las recomendaciones de los profesionales de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud:
Comestibles que generan gases

Habas, alubias, garbanzos, lentejas y guisantes. Estas legumbres deben eliminarse de la dieta o reducir su consumo, excepto si se toman en puré.
Verduras como la col, la coliflor, las coles de Bruselas, la lechuga, el repollo, las alcachofas, los nabos, las acelgas, el pimiento, el pepino, los espárragos y las espinacas.
Cereales, de forma especial integrales, arroz y pan de harina integral. Pese a que son ventajosos para combatir el estreñimiento, no están indicados en el caso de meteorismo o bien gases.
Hortalizas como las patatas, los rábanos o bien la cebolla cruda.
Frutas como la piña, la ciruela, el plátano o las uvas pasas.
Chocolate.
Bebidas gaseosas, de forma especial los refrescos de cola y la cerveza.
Vino tinto.

Alimentos que resulta conveniente reducir

Leche: no se aconseja tomar más de un vaso al día.
Youghourt y quesos frescos: su consumo debe moderarse ya que aumentan la flatulencia.
Azúcar: es aconsejable sustituirlo por sacarina.
Pasta: puede tomarse una vez por semana, preferiblemente sin tomate.
Melocotón, manzana, pera, melón, sandía y kiwi: pueden tomarse de cuando en cuando preferentemente maduras y peladas.
Tomate, zanahoria y apio: es recomendable reducir su consumo en las ensaladas.

Alimentos tolerados

Carnes: cualquier tipo está permitido, singularmente la de vacuno, pollo, cordero lechazo y pavo.
Pescado blanco y pescado azul, especialmente rico en ácidos grasos omega tres.
Huevos pasados por agua, escalfados, duros o en tortilla francesa.
Pan blanco con moderación: la ración aconsejable es de ciento cincuenta gramos al día.
Jugos de frutas naturales y sin gas.
Menestra o panaché de verduras, aunque no en más de una ocasión a la semana.

Recomendaciones generales

Cocine los alimentos de forma sencilla. Opte mejor por los cocidos y asados que por los fritos y rebozados.
Mastique bien los comestibles, ensalivándolos bien ya antes de tragarlos.
Ingiera poca cantidad de líquido a lo largo de las comidas y elija bebidas sin gas.
Evite tomar en porrón, botijo, bota o bien emplear pajas para sorber.
No hable acaloradamente mientras come y evite hacer ruidos deglutorios al beber.
Evite mascar chicle y chupetear caramelos.
No fume en tanto que, aparte de dañar sus pulmones, se traga aire al hacerlo.