5. LA ARQUITECTURA COMO COMPOSICIÓN.

5.3.3.3 Arquitectura y atrio.

Interpretación del atrio romano, como patio porticado de la domus que evoluciona a espacio porticado a los pies del templo, espacio frontera entre el exterior y el interior.

● El atrio en el primer movimiento moderno.

 Ampliación de los Juzgados del Ayuntamiento de Gotemburgo (1913/1935-37) de Gunnar Asplund (1885-1940)

A partir del texto de José Manuel López-Peláez, La ampliación del Palacio Comunal de  Gotemburgo: Historia de un edificio. (fragmento), en Arquitectura 229, marzo-abril 1981.

Descrito por Asplund con la intención de evocar que: “el exterior está en el interior”. Su composición se basa en dos puntos:

1º Fachada a plaza.

Sobre una fachada clásica, la ampliación supone una ruptura de la simetría para reconstruirla. Para ello las herramientas son la conminación de la conjunción y la separación.

Conjunción: Continuación del ritmo vertical mediante seis intercolumnios que conservan la escala y proporción del elemento original.

Separación: Muestra el forjado o la división horizontal interior rompiendo la línea previa. Mantiene un zócalo y retrae la cubierta para una finalización cúbica. Los bajo relieves y la carpintería se diferencia de la fachada nueva.

Nueva simetría: Simetría imperfecta que no niega la ampliación a través de un eje aún más marcado por el ligero adelanto de la fachada original que proyecta la sombra de su cornisa sobre la planeidad de la nueva fachada. El zócalo y la cornisa mantienen la línea de la anterior fachada.

2º Patio.

Para la composición en planta, Asplund nos explica la organización como: “un cuerpo en forma de U dirigido hacia el viejo patio”. Este nuevo patio unido al antiguo espacialmente y separado por una vidriera, (el nuevo cerrado, el viejo abierto)

Este atrio como el atrio romano o el atrio frente a la iglesia medieval es un elemento frontera, ligado al acceso, ese lugar donde uno llega y quizás se toma un respiro, espera y estar sin estar.

Es un elemento compuesto desde la oposición necesaria. La interpretación del nuevo necesita del primero. Asplund elige elementos como los corredores que son continuos del viejo al nuevo y renuncia a otros como el ritmo de arcos en el patio viejo que desaparecen en el patio nuevo al retrasar los pilares y marcar el nuevo ritmo por el lado cercano a la fachada del corredor.