wirycantwritings

Antídotos caseros para tener un pelo refulgente.

Remedios caseros para tener un pelo brillante.

Incluso el pelo padece de los excesos que cometemos en la Navidad y Año Nuevo. Si todavía tenemos tiempo para relajarnos y no tenemos la necesidad de ir a la peluquería, podemos intentar crear una máscara de bajo costo y de última hora para el cabello.



Las mascarillas pilíferos son siempre y en toda circunstancia un tratamiento de choque definitivo para el cabello dañado y rompible, y si se hace con corrección dan resultados asombrosos. Mas no siempre y en toda circunstancia tienen el tiempo y el deseo de ir a la peluquería, nos agrada estar en casa, en el calor del hogar, mas no descuidar nuestro pelo por ello. Solo tenemos que abrir la nevera y y con los ingredientes que vamos a localizar hacer una mascarilla casera de emergencia.

Mascarilla para el pelo seco

Una máscara idónea para dar fuerza y vigor al pelo seco y dañado consiste en aceite de oliva, aceite de almendras dulces y la pulpa de banano (este último tiene un poderoso efecto vitaminizante). Reduciendo todo a una pulpa y aplicar sobre el cuero cabelludo y el pelo, facilitar la distribución uniforme del producto con un peine de dientes anchos. Simplemente deja que repose a lo largo de 10 minutos y luego proceder como con el champú. No se recomienda emplear también hidratante tras el lavado pues quizá resulte demasiado.

Mascarilla para el cabello graso

Entremezclar el yogur, miel y unas gotas de aceite esencial de salvia, (propiedades astringentes ideales contra la seborrea grasa). Aplique la mezcla sobre el pelo sutilmente húmedo, especialmente en el cuero cabelludo e insistir menos en las puntas. Dejar actuar a lo largo de diez a quince minutos y lavar como siempre con un champú suave. Las propiedades nutritivas del yogur, socias con el ablandamiento de la miel y desinfectantes aceites esenciales, se volverán un pelo grande y refulgente.